Ha llegado el calor y se nota en la oficina: hace calor y hay más ruido. Mucho más ruido. Así que esta tarde ha tocado sesión de limpieza de los ordenadores y ya se nota un poco menos el ruido. La ventaja de estar en una fábrica es que hay buenos compresores para meterle un buen soplido y quitar el exceso de pelusas. Tenían tanta mierda que aún me pica todo. Mañana terminaré de hacer la limpieza y para el viernes dejo el servidor.

Para rematar, tengo un Internet Explorer dando guerra y sin solución a la vista. Creo que al final me tocará mudar el usuario y es un fastidio.