Vivo en 1980

Acabo de vivir una situación surrealista. Resulta que ambos dos hijos del jefe están en la Feria del Mueble de Milán y se les olvidó llevarse cierta documentación con ellos (dos páginas), así que le ha tocado a la chica de contabilidad ir a un locutorio para mandárselo por fax, ya que nuestra centralita sigue […]