Viva la organización

Llevan unas tres semanas detrás mía para que haga los programas de Control Numérico de la nueva colección de dormitorios. Llevo una semana liado con los dichosos programas, concretamente con la mesita. Son cuatro piezas las que se van a hacer en la máquina CNC: los costados grandes, la base, la tapa y una tapa a media altura, que separa los cajones inferiores del cajón superior.

Después de hablar con el responsable de la serie, de tomar medidas de los prototipos en la sala de pintura y barnizado (con el consiguiente colocón), medidas que no se corresponden con las piezas de serie, sea dicho de paso, hacer las piezas en CAD y comprobar que encajan, hacer y deshacer los programas, de tener al jefe (y a sus hijos) encima porque cincuenta mesitas tenían que estar hechas para ayer, después de todo eso y cuando ya tengo los programas terminados, ocurre que:

  1. El zócalo de las mesitas no ha llegado (y con la huelga de transportes, ya veremos cuando llegan, que aunque el transporte sea propio, los piquetes no discriminan y masacran por igual). Sin todas las piezas, ya me contarán cómo hacemos las mesitas para ayer.

  2. Como no hay zócalo, ni siquiera una muestra, las dimensiones de la base y de los rebajos para encajar con los zócalos no son firmes y, por lo tanto, no se pueden hacer las bases.

  3. <>El resto de las piezas resulta que llevan los cantos chapados (son de DM, ya nadie fabrica en madera maciza, es DM o aglomerado chapado). Esto supone que los programas que he hecho no valen, ya que partían de la pieza en bruto, que es un poco más grande que la pieza terminada, con las caras superior e inferior ya chapadas. Perfilaba la pieza para dejarla en sus medidas exactas y luego taladraba, ranuraba, rebajaba y cualquier otra cosa que hiciera falta. Ahora se debe perfilar y chapar y luego hacer el resto. Esto supone que la pieza entra ahora en la máquina CNC con las medidas exactas, con lo que, si no está perfectamente alineada con los ejes de la máquina, tendremos pieza defectuosa. Lo gracioso es que si la tapa llevara una moldura, sería mucho más fácil de trabajar, ya que lo hace la propia máquina de CNC.

Para rematar, tengo que hacer “para mañana” una base de datos de clientes, las visitas que han hecho lo viajantes y representantes a esos clientes, así como los muebles nuestros que tienen en exposición. Por supuesto, con sus formularios de entrada de datos, un par de consultas, etc.

Y eso, el lunes

Deja un comentario