Excepto si los reparte la propia empresa que distribuye/fabrica el producto. Entonces no tengo nada en contra de ese tipo de publicidad. Ya sé que me están contando sólo los puntos buenos de sus productos, o contándome medias verdades o, directamente, mintiéndome. Incluso puedo tolerar este tipo de folletos en organismos oficiales cuando me hablan da algo que (se supone) hacen ellos, como un panfleto sobre lo bien que está la sanidad pública editado por tal o cual.

Sin embargo, encontrarme, vía Menéame, con un panfleto de propaganda barata en una página de la web de la Consejería de Educación de la Comunidad de Murcia… en fin, me da igual el tema que trate; en este caso son las ventajas de Linux; podría haber sido sobre las ventajas de Windows, o sobre la ventaja de las naranjas de cierta comarca sobre las de otra. Tanto da. No deja de ser un panfleto propagandístico y, además, malo.

Entiendo que cada cual defiende lo que prefiere o por lo que le pagan. Entiendo que hay quien prefiere el software Open Source o el de código «cerrado», quien defienda el software libre y quien defienda el software no-libre. Comprendo que haya gente considere el software libre algo más que una política de negocios y se meta en cuestiones filosóficas. Sin problema. Comparto ambos modelos de negocio (libre y no-libre), uso software preocupándome más de que me dé lo que necesito que del tipo de licencia que tenga y me repatean por igual los talibanes de uno y otro bando.

Por eso, encontrarme con que alguien ha aprovechado su posición, o bien se ha aprovechado de la ignorancia de alguien, para colgar un panfleto propagandístico de este tipo en una página web de un organismo oficial (y, encima, de una Consejería de Educación) me toca mucho los cojones.

Desde el momento en que al hablar de las ventajas suelta un A continuación vamos a ver algunas cosas que tiene Linux y que no tiene Windows es para echarse a temblar. La lista es tremenda:

  1. Es gratis. No todas las distros, pero sí, puedes encontrar una que se ajuste a lo que necesites y que sea gratuita. Es una ventaja importante. Por cierto, mi licencia de Vista es legítima.

  2. Es más estable. Esta es francamente graciosa. Desde luego, muchas distros Linux son muy estables, en algunos casos incluso saliéndote de los repositorios oficiales, pero Windows NT 5 y NT 6 (es decir, 2000, XP, 2003, Vista y 2008) también son auténticas rocas. Por cierto, he visto cascar versiones estables de Ubuntu y Linex al hacer una actualización rutinaria, con únicamente software de repositorios oficiales instalado.

  3. Linux no soporta virus. Eso, hagamos creer a la gente que si usas Linux eres invulnerable al malware. Tenemos rootkits, somos vulnerables al pishing y al spam, nuestras aplicaciones tienen vulnerabilidades, algunas de las cuales pueden ser explotadas por atacantes… en fin, como todo hijo de vecino. El día que Linux se popularice y, sobre todo, como se sumen cierto tipo de usuarios, veremos a ver qué pasa. Y si la gente se cree a pies juntillas que «en Linux no puede haber virus», la podemos tener gorda, entonces.

  4. Es libre. Como empresa me puede interesar que el código sea libre, por aquello de poder personalizar (o pagar para que me personalicen) una aplicación. Como usuario doméstico, sinceramente, me da igual. Lo que quiero es que funcione y no sea complicada.

  5. Es más avanzado. Pfffff. En fin, esta es…

Creo que el enfoque correcto de un sitio oficial sería informar y divulgar, no vender una moto con un folleto hecho por un concesionario de motos.

Por cierto, si alguien conoce otro panfleto de este tipo en páginas de organismos oficiales, por favor, decídmelo.