Un viejo conocido

Conozco varios buenos tenderos que dan un servicio profesional y que se quejan, con razón, de la competencia de las grandes superficies (por unas causas) y del mal hacer del amigo, cuñado, conocido “que entiende de informática”. Reivindican, con más razón que un santo, su papel como vendedores y como soporte.

La pena es que no abundan.

Hubo una temporada en que hice de “conocido que entiende”, pringao o como quiera llamarse, sacándome algunas perrillas reinstalando sistemas operativos y aconsejando compras. De cuando en cuando me llaman antiguos “clientes” para alguna consulta o alguna reparación. Una de estos clientes me llamó el fin de semana para que echara un ojo a su ordenador (un PIV 2GHz, no sé ahora si Northwood o Willamette con 256MB de RAM, viejo conocido con bastante mili a sus espaldas) porque “va muy lento”.

Me paso a verlo, temiendo una infección vírica del 15 (ya había corregido dos en los años anteriores), pero al pronto no veo nada raro, excepto un abuso de procesos al inicio (algo más de 40). Reviso el MSCONFIG y veo incluso aplicaciones bastante técnicas que yo no puse (Norton Ghost) y un antivirus pirata. La chica me dice que el hermano lo llevó a una tienda de informática cercana, pero que se lo dejaron igual de lento.

Bueno, pienso yo, salvo troyano peleón, parece que sólo hay que aligerar el arranque, desfragmentar, cambiar el aceite…

Y en esto que me doy cuenta: XP Professional Service Pack 2.

Y la torre con dos bonitas pegatinas con su key del Home.

Así que tengo el equipo en casa, para volver a ponerle su XP Home original.

3 pensamientos en “Un viejo conocido

Deja un comentario