Parece que la cosa ya marcha

Parte del día: uno de los topes sube muy lentamente, lo que ralentiza el ritmo de trabajo (los topes son una serie de pistones que se suben para colocar la pieza, a modo de guías; luego se bajan antes de poner en marcha la máquina; el que falla es uno remendado después de que a alguien se le olvidara bajar los topes al hacer una pieza: la fresa del mandrino principal se lo llevó por delante).

Por lo demás, TODO OK. Los taladros horizontales tenían bien el origen de coordenadas (mi miedo: tengo en mi haber un agujero en la bancada y una pieza arrancada con el taladro horizontal). Poco a poco (muy poco a poco, la verdad) nos vamos poniendo en marcha. Y, de paso, estoy aprendiendo un montón de centros de mecanizado CNC.

Salvo que el disco que tengo que usar para la tapa y la contratapa líe alguna gorda, me parece que este puede ser el último post dedicado al renacer de la Dama.

Deja un comentario