Foros, usuarios y profesionales

Esto se llama brete:

Mi buen amigo Chema me planteaba el otro día, hasta qué punto la gente que como nosotros (aportando soluciones técnicas en los foros) estaríamos perjudicando precisamente a esos profesionales que tú citas y por los cuales (me consta) compartimos ambos un gran respeto.

A Chema le he dicho: no te preocupes, sé de alguien que tendrá una buena respuesta para esto.

Esperamos, Maestro

Veremos cómo salimos de él.

Foros.

Sobre foros técnicos (no sólo de informática, pero principalmente ciñéndonos a estos) yo haría dos distinciones según los temas que se traten, ya sea en mensajes individuales o en la especialidad del foro.

Por una parte tendríamos las típicas dudas de usuario, esto es, los mil y un pequeños problemas y dudas que el uso cotidiano produce. Por ejemplo, problemas de códecs, problemas con tal o cual dispositivo externo (cámara, memoria USB), con entrar en tal o cual página, qué programa se recomienda para tal o cual cosa, qué producto es mejor para limpiar el salpicadero de tal coche… con preguntas de este estilo un foro es una bendición para el usuario y para el profesional. Para el usuario porque se ahorra un gasto desproporcionado (para la dificultad del problema, entendiendo como tal los conocimientos específicos que se necesitan) que tendría si tuviera que realizar una consulta profesional. Para el profesional porque su tiempo vale dinero, pero cobrar por cosas así puede resultar incómodo (salvo en ciertas profesiones donde está firmemente establecido el cobrar hasta por dar la mano, en informática no conseguimos desarrollar esa mentalidad).

Por otro, tenemos los problemas técnicos a los que hace referencia Chema, que son la chicha de los foros y que, como todo conocimiento, puede ser una maldición si cae en malas manos. Los foros técnicos son los herederos de BBS y listas de correos y son una bendición del cielo para los profesionales, ahorra tiempo y dinero, y supone un fondo de conocimiento de gran valor. Puede tratarse de temas más genéricos o de problemas realmente puñeteros que, de no encontrar la solución propuesta por otro que pasó por lo mismo, nos convierta nuestro trabajo en un infierno y nuestros jefes empiecen a dudar de nuestra valía.

Por ejemplo, un problema de compatibilidad existente entre la placa base Chuchifrú PR45 y la tarjeta de red Nisu M16 cuando las sujetamos con chicle de fresa mascado 17 veces puede mantener un equipo de la oficina en el taller durante semanas, o bien con continuas quejas por parte del usuario (digamos, de facturación) porque no puede hacer bien su trabajo y quejas de otros usuarios porque el programa de gestión da datos sin sentidos (se está corrompiendo la base de datos de la aplicación y nuestro empleo ya sí que empieza a peligrar). Supongamos ahora que, tras el primer fallo raro, buscamos en internet y en un foro encontramos (o alguien nos contesta) que el problema se soluciona usando un chicle de menta. Pues guay, me acaban de salvar el pellejo.

Otra, esta verídica: un modelo de coche puede presentar un problema de vibraciones de difícil diagnóstico y la casa aún no da solución oficial. En un foro, un profesional da una respuesta: roza un larguero con el tubo de escape. Si se separa el larguero del tubo de escape (mediante unas arandelas más gruesas) se soluciona el problema.

En 2005-2006 la página oficial de Linex, distribución de Linux usada en Extremadura en aquel entonces en colegios e institutos (ahora la versión educativa de Linex se ha fusionado con otras iniciativas similares para dar lugar a Debian Edu) desapareció de la faz de la Tierra, llevándose consigo el foro oficial de Linex. De repente, nos quedamos sin soporte para Linex (en otros foros de Linux lo más que conseguías era “instala Ubuntu”) pese a su uso en colegios e institutos. Mi padre, profesor de instituto y, durante años, responsable oficioso de la informática del centro (hasta que les pusieron un informático), tuvo un problema de compatibilidad con una aplicación concreta y no encontró mucho por Internet. Preguntó al informático del instituto y este le pasó unos extractos de una lista de correo que usaban los informáticos de instituto para comentar los problemas que tenían (creo, no puedo asegurarlo, pues esto es una anécdota que me contaron de paso, que dicha lista es privada).

Esto es, mucho software libre y mucho ordenador por dos alumnos, pero si un alumno (o un padre) quería poner Linex en su ordenador, no iba a encontrar mucha información sobre cómo hacerlo. Vale, esto de por sí no es malo: un usuario no tiene por qué saber cómo instalar y configurar un sistema operativo, así que hace lo que debería ser lo normal (y lo que hacemos con el coche, la lavadora…), lo lleva a un técnico. El técnico ya podía ser un hacha en su trabajo, porque Linex 2004 tenía sus cosillas y sin conocerlas costaba Dios y ayuda montar un sistema en condiciones. Yo, directamente, Linex 2006 no lo usé precisamente por esta razón.

Usuarios.

Pero volvamos a la pregunta inicial: ¿estos foros técnicos perjudican a los profesionales? Ya he dicho antes que son una fuente de información muy valiosa para el profesional (de cualquier ramo) y es, precisamente, la falta de estos foros lo que supone un perjuicio para el profesional. Pero la pregunta va más por el uso que hacen los usuarios normales de la información que dan esos foros. Esto es, ¿al dar los foros esa información técnica hay usuarios que la usan y se ahorran visitas a un profesional? Pues sí y no. Sí, si sólo pensamos en profesionales de servicio técnico. Sí (relativamente), si tenemos usuarios que no conocen sus límites. No, en los demás casos. Ejemplo:

Soy administrador de sistemas. Me ocupo del mantenimiento de los equipos de mi empresa. Hay una empresa a la que compramos los equipos y componentes y tiene un buen taller. Sin embargo, todo lo relacionado con software (por ejemplo, instalación y configuración) lo hago yo, así como parte del mantenimiento de hardware. Una parte importante de la información para solucionar los problemas que me encuentro la saco de foros técnicos. Si yo no estuviera en la empresa (ni hubiera otro haciendo mi trabajo, lo que pasaba antes de que yo entrara) los de la empresa de informática tendrían más trabajo. Visto así, parece que yo quito trabajo a esta empresa, pero, leñe, yo también soy un profesional y me gano los garbanzos con esto.

Otro ejemplo: usuario con conocimientos limitados, de los que hacen caso de lo que cualquiera dice, excepto si ese cualquiera es un experto en el tema del que se habla (aplicable a: informática, medicina, mecánica…). Siguiendo con el tema informático, este usuario lee que Vista es una mierda y se lo cree. Pero, en vez de comprar un ordenador con XP o informarse bien, compra el primer cacharro de oferta que ve en un hipermercado, luego baja de internet un “Windows uE” que dicen que es la caña, lo graba, no funciona. Se entera (en otro foro) de que no tiene que coger el archivo ISO que ha bajado y meterlo a presión en el CD, sino que tiene que grabarlo de una forma especial. Lo vuelve a grabar, arranca con él, se pule todo lo que había en su ordenador (incluyendo partición de rescate). Aquello arranca más rápido, pero no funciona la wifi, ni la webcam. Se ve raro. Como dicen que Internet es peligroso, pone un par de antivirus (venían con el mega-Windows que bajó), así como tropecientas mil aplicaciones. Aquello ya no va tan rápido. Empieza a dar pantallazos azules, no se puede trabajar. Al final, tres opciones: el portátil queda arrinconado; reconoce que ha metido la pata y lo lleva a un técnico; consigue echar mano de un pringao que, a su vez, podrá arreglar el desaguisado, terminar de destrozarlo o mandarle a freír monas por manazas. En tres de estos seis casos el equipo terminará en manos de un profesional (y, dependiendo de quién sea el pringao, puede que en cuatro, que a más de uno nos ha tocado arreglar el cacharro al jefe, al sobrino, al tío…).

Podemos encontrarnos dos tipos básicos de usuarios en un foro técnico: el que sabe (que podrá dedicarse a ello profesionalmente o no, esto es, se gana la vida actualmente con ello o no) y el que no sabe. Así, ante un problema planteado y una solución dada en el foro, podemos encontrarnos las siguientes respuestas de estos dos tipos de usuarios:

  1. El que sabe tiene los conocimientos y los materiales necesarios: soluciona él mismo el problema. Si él mismo no es un profesional, no hay profesional que obtenga trabajo de este problema.
  2. El que sabe tiene los conocimientos pero no los materiales necesarios: obtiene los materiales (normalmente a través de un profesional) y soluciona él mismo el problema o bien recurre a un profesional.
  3. El que sabe no tiene los conocimientos: dependiendo del tiempo y las ganas que tenga, podría adquirir esos conocimientos o dejarlo en manos de un profesional.
  4. El que no sabe y conoce sus limitaciones recurrirá a alguien que sepa, ya sea un conocido (en informática, pringao) o un profesional (lo de conocido lo pongo en cursiva porque, aunque se dedique a ello, de su trabajo en este caso no va a ver un duro). Si es un conocido, sígase los pasos 1 al 3. También puede empeñarse en aprender, por lo que pasaría a la categoría el que sabe (ninguno nacimos sabiendo, recuerdo).
  5. El que no sabe y no conoce sus limitaciones intentará arreglarlo. Como resultado, milagros aparte, tendrá que recurrir a un conocido (caso 4), un profesional o un chatarrero. El profesional puede, en este caso, no ser del ramo (puede ser un médico, abogado, bombero…).

No considero aquí la opción de que el arreglo no merezca la pena por su coste, ya sea porque efectivamente sea así o porque (caso 5) todo precio le parezca muy caro.

Así pues, ante un problema técnico planteado en un foro técnico y con respuesta salvo que el problema sea enteramente (y sin necesidad de adquirir material) solucionado por alguien que sabe, no se solucione por su coste o termine con el cacharro en el vertedero, salvo en esos tres casos, en los demás interviene un profesional.

Por lo tanto, la conclusión que podríamos sacar de esto es que la gente que sabe y no trabaja de ello y usa foros técnicos perjudica a los profesionales. Pero, por otra parte, suelen ser los que más participan en los foros técnicos, aportando soluciones e ideas que pueden ayudar a los profesionales que comenta Chema a ganarse los garbanzos. Y, por supuesto, nada impide que uno que sabe no fuera profesional antes (dada la crisis, me temo que es habitual) o que sea profesional en un futuro. O, como mencionaba en el primer ejemplo, tengamos profesionales en distintos niveles (administración de sistemas y soporte técnico, en el ejemplo). Al hacer balance creo que se equilibraría las pérdidas provocadas por estos foros técnicos con las ganancias obtenidas gracias a estos foros.

Y, por favor, no penséis sólo en foros técnicos de informática, que también podrían serlo de jardinería, mecánica del automóvil, bricolaje…

Profesionales.

Como bien dice Souto, a los profesionales, de cualquier ramo, les tengo un gran respeto. A los buenos profesionales. A estos los foros técnicos pueden serles de gran ayuda, como ya he dicho. O puede que decidan dedicar parte de su tiempo a estos foros, participando y ayudando por amor al arte.

Por otra parte, puede ser muy difícil encontrar a un profesional competente, un profesional que sepa. Por mi zona no ha habido una tienda de informática decente hasta hace pocos años. Me he encontrado con ordenadores que no eran exactamente lo vendido y cobrado, ordenadores que se entregaban sin los discos de drivers y manuales, con contraseña en la BIOS, con un montaje chapucero… y del servicio técnico, mejor ni hablo (por fortuna, en los últimos años ha cambiado mucho la cosa). Cambiando de ámbito, hace dos años hice un viaje con tres cilindros cortesía de un profesional poco cuidadoso. Y supongo que todos tendremos más de una queja al respecto.

Así, como sufridos usuarios, en un foro técnico podemos encontrar que nos confirmen que en el taller/servicio técnico están mareando la perdiz sin solucionarnos nada, darnos soluciones o recomendarnos otro taller/servicio técnico/establecimiento al que dirigirnos. En estos casos, si los foros perjudican a estos malos profesionales, pues, ¿qué queréis que os diga?, me alegro.

Y es que hay, o por lo menos yo lo entiendo así, mucha diferencia entre un profesional y un Profesional. Y hay mucho que, por trabajar de algo y tener un título (o por sólo tener un título y esperar trabajar en algo), se creen Profesionales con coto exclusivo y poseedores de la Verdad absoluta. La humildad, el escuchar a los mayores y la formación continua son fundamentales.

Pero me estoy yendo por las ramas, vaya. La cuestión era hasta qué punto la gente que como nosotros (aportando soluciones técnicas en los foros) estaríamos perjudicando a los profesionales. Mi respuesta, que es lo que se me pedía, después de toda esta divagación sin mucho sentido, es esta:

  1. Los foros técnicos buenos no perjudican para nada a los buenos profesionales. Es más, sacaran beneficio de ellos.
  2. Los foros técnicos malos perjudican a todo desdichado que caiga en ellos.

En fin, Souto, aquí tienes tu respuesta. Con algo de retraso, eso sí, pero espero que te valga.

Deja un comentario