Ubuntu, actualizando

He empezado estos días un curso para desempleados, por aquello de hacer algo y aprender cosas nuevas y porque de php, aplicaciones web y tal ando muy justito. Para montar un servidor apache sobre Linux el profe ha elegido usar Ubuntu porque hay gente que no tiene ni idea de Linux y hay quienes lo tenemos más oxidado que el Titanic, así que hoy ha sido día de instalar Ubuntu, algo rapidísimo y muy sencillo, configurar la red (usamos ip estática) y hacer unos ejercicios de repaso recordando comandos y archivos de configuración (o aprendiendo, según quién). Al descanso del café, ya estaba cansado de ver la ventanita de actualización de Ubuntu así que, tal y como hice la semana pasada con el Windows que usamos, le dije que sí, que actualizara.

Vuelvo del café, reinicio según me pide y empiezan los problemas: no tengo red. El problema no lo he averiguado, según lo que intentara me salía un mensaje u otro, buenos párrafos en inglés, o nada, si intentaba algo en modo gráfico. También fallaban algunas otras cosillas, éstas menores. Así que se me planteaban dos opciones: reiniciar, arrancar con Windows y buscar en Internet alguna solución, pasando olímpicamente del resto de la clase, o reinstalaba Ubuntu y la media hora que tardase la pasaba en el ordenador del compañero. Tras advertir al resto de la clase los problemas tenido, opté por esta última.

De la experiencia de hoy saco que, no sólo no usaría Ubuntu en una empresa (eso siempre lo he tenido claro, existiendo Debian, Suse y otras), sino que ni siquiera lo recomiendo a alguien con conocimientos escasos. Si una actualización rutinaria causa tal destrozo, no lo considero adecuado para su uso cotidiano, así de claro. La versión 9.04 me mantiene en mi idea sobre Ubuntu que saqué de usar la 5.04 y la 6.10: es como Windows 98 a NT, bonito, engañosamente fácil y peta cada dos por tres.

Nótese que esta entrada no está escrita como windowsero, que es lo que soy ahora, sino como ex-usuario de Debian, con el que nunca tuve esos problemas (salvo que yo los forzase). Bueno, tampoco los tuve con Mandriva ni Suse.

2 pensamientos en “Ubuntu, actualizando

  1. ixion

    Eso ocurre porque en las actualizaciones de Ubuntu, a diferencia de Debian, está marcado por defecto que instale opcionales o recomendadas (incluyendo nuevas versiones de kernel, no sólo las de seguridad).

    A mi no me gusta ese detalle, así que suelo desmarcar la casilla correspondiente en actualizaciones de seguridad y me ahorro problemas.

    Saludos

  2. Cubano Autor

    Me lo anoto para la próxima vez que tenga que pegarme con Ubuntu, pero que las actualizaciones tal y como vienen por defecto puedan causar estos problemas me sigue pareciendo, para un sistema que quiere ganarse al usuario común, un error.

Deja un comentario