De Vista+XP a 7+XP

Supongamos que tenemos un ordenador con Vista de fábrica al que en su día añadimos un XP. Luego tuvimos que recuperar el arranque de Vista y añadir XP a las opciones de inicio. Ahora, con la salida de 7, queremos instalarlo sobre Vista pero, en vez de hacer una actualización, optamos por formatear y hacer una instalación limpia. En este caso, adiós XP.

Con este problema, o sea, conseguir el arranque dual 7 y XP, llevamos en el foro unos días, porque se resiste el amigo. Y todo por no hacer los deberes antes y tener bien claro qué es lo que vamos a hacer y sus consecuencias. Normalmente, uno puede pensar que el Windows nuevo reconoce al viejo, y así es. Sin embargo, aquí tenemos un problema de base: originalmente fue el Verbo… digo, el nuevo. Vista. Bueno, el problema no es que sea el nuevo, sino que es el que nos vamos a machacar.

Si echamos un ojo antes al Administrador de discos de Windows Vista (o al de XP, que tanto da), veremos que la partición de Vista seguramente tenga unos calificativos tan sumamente feos y terroríficos como de Sistema, Arranque, Activo. En lo que a XP se refiere, en ella están sus archivos de arranque. Si la formateamos (que, no sé por qué, he visto ya demasiada gente que se lanza alegremente a formatear e instalar Windows XP sin saber que formatear borra todo), perdemos esos archivos de arranque, el gestor de arranque de 7 no va a encontrarlos y, por lo tanto, nos quedaremos sin poder arrancar en XP.

El modo fácil de solucionar esto es hacer los deberes antes y guardar una copia en algún otro lugar de los archivos de sistema ntldr, NTDETECT.COM y boot.ini, que estarán (bien ocultos, claro) en la carpeta raíz (\) de la unidad de Vista, o sea, C:\. Luego, cuando tengamos ya instalado nuestro Windows 7, volvemos a copiarlos al mismo sitio y sólo tendremos que añadir la opción de XP al arranque de 7, mediante el comando bcdedit. Para ello, abriremos una consola (cmd.exe) en modo administrador y ejecutaremos los siguientes comandos (que son los mismos que usamos en su día para añadir XP al arranque de Vista):

bcdedit -create {ntldr} -d “Windows XP”
bcdedit -set {ntldr} device partition=C:
bcdedit -set {ntldr} path \ntldr
bcdedit -displayorder {ntldr} -addlast

Si no lo hacemos antes, tendremos dos problemas. El primero está claro: tendremos que conseguir los tres archivos, pero lo podemos obtener del CD de instalación de XP o de otra instalación. El segundo, más puñetero, es que tendremos que configurar el boot.ini, que es el archivo donde se indica dónde está nuestro Windows XP, a mano.

Deja un comentario