Datasets tipados, amor y odio

Llevo varios meses con un proyecto que empezó siendo algo pequeño (sustituir una aplicación Access de gestión de incidencias por un desarrollo en .NET, por temas de falta de licencias de Access para todos los usuarios) y ha ido creciendo hasta el punto que mataría por tener una semana para documentar con calma todo lo que llevo hecho. Este crecimiento, aunque lo tenía en mente (no tanto, claro) cuando diseñé la aplicación, me hace dudar de ciertas decisiones que tomé en su día, como el uso de datasets tipados.

Supongo que la idea de usar datasets tipados con VB2010 teniendo Entity Framework puede parecer rara o anacrónica, pero llevo usando datasets desde 2005 y tirar de ellos me ahorraba un tiempo de aprendizaje que no tenía. Ahora, con 17 datasets tipados (y creciendo) no sé hasta qué punto fue buena idea.

Entendámonos, me gustan porque el asistente es cómodo y puedo personalizarlos rápida y fácilmente. Se han convertido en poderosas (y pesadas, me temo) entidades que se mueven entre la aplicación tanto con los datos como con las órdenes de qué hacer con ellos.

El problema viene cuando tengo que reconfigurar alguno, porque se ha añadido algún campo a la base de datos o, como está pasando estos días, ha habido que hacer cirugía mayor y donde antes tiraban de una tabla ahora lo hacen de una vista. Esa forma de machacarse la configuración de los campos existentes, esos problemas con el AllowDBNull y con los NullValue…

A veces odio los datasets tipados.

Deja un comentario