Qué zuzto

Hoy me ha tocado dejar un rato el control numérico, la programación en Visual Basic, las tareas administrativas y hacer un poco de lo mío: administrador de sistemas (vale, tampoco es que tenga mucho que administrar y, lo único complicado, el venerable AS/400, fue jubilado con honores al poco de entrar yo a trabajar). Hemos tenido tormenta y la luz se ha ido en un momento en el que el SAI del servidor estaba, metafóricamente, fumándose un pitillo. Ni se ha enterado el muy desgraciado y me lo he encontrado chillando asustado y el server, muerto.

Al arrancar, un error con Active Directory. Guay. Hala, a arrancar en modo restauración de servicios de directorio mientras buscaba en mis apuntes (siempre apunto todo lo que hago, que luego no sabes cuándo lo vas a necesitar) qué hacer a continuación. Es la segunda vez que me encontraba con algo así, así que tampoco esperéis que me lo supiese de memoria. En fin, nada grave (el error está bien documentado y los pasos a seguir los tenía sacados de un artículo de la Knowledge base de Microsoft) pero que me ha llevado toda la tarde porque la luz iba y venía. Tras dos intentos, al final opté por desenchufar todo ordenador de las oficinas (no, no hay SAI para ellos) y esperar a que el SAI del servidor se recargase.

Ahora, a revisar la base de datos de la aplicación de gestión y contabilidad y esa sí me da más miedo. Hay una tabla que nos ha dado problemas recurrentes durante los últimos tres años y si hay que llamar al soporte, hasta que damos con alguien que de verdad entienda las tripas del susodicho programa y dé con la solución nos dan las uvas.

Deja un comentario