Crear los discos de rescate (recovery disk) de nuestro equipo sin grabadora

Con la moda ahora de los portátiles de tamaño reducido sin grabador de cd/dvd por razones de espacio, los fabricantes nos vuelven a fastidiar (vaya novedad) con sus particiones de rescate y su manía de no dar ningún soporte físico que nos permita reinstalar el sistema operativo en caso de necesidad. Bueno, se supone que con la partición de rescate no necesitamos ningún otro medio físico, siempre que el disco duro no casque o algún otro sistema operativo que instalemos no la líe a base de bien, pero si somos desconfiados, intentaremos crear el juego de discos de reinstalación para… Uhm… Decía que no teníamos grabador, ¿verdad? Bueno, el fabricante, ya que distribuye un ordenador sin grabador, nos habrá dado unas herramientas para crear los discos o lo que sea sin necesidad del grabador. No sé, archivos ISO, en un pendrive o algo así.

Mmmmm… Pues va a ser que no. Que eso de pensar en el cliente no va mucho con ellos. Instale una grabadora, aunque sea externa. Sólo falta que me saquen un enlace directo a su tienda online (si la tienen, que no lo sé) para comprar su grabadora externa. ¿Y ahora qué?

Pues resulta que tenemos una herramienta bien curiosa y que, aunque de pago, tiene un trial o versión de prueba de 30 días, que nos va a salvar los muebles. Se trata del Virtual CD que, al momento de escribir estas líneas, va por su versión 10. Virtual CD es una aplicación que nos crea unidades de CD/DVD/BD virtuales, al igual que otras, gratuitas, como Daemon Tools, Virtual CloneDrive, pero que también instala un grabador virtual. De este modo, podemos insertar en nuestro grabador virtual un disco vacío virtual que podrá ser usado por el lindo programa de nuestro fabricante para crear su disco de reinstalación.

Para ello instalaremos la última versión de Virtual CD con las opciones por defecto. Una vez completado todo el proceso, tendremos dos unidades ópticas de Blu-Ray (BD), una de ellas, identificada en el icono con unas llamas, es la grabadora. Virtual CD habrá añadido a nuestro menú contextual (entre nosotros, el que se abre al pulsar el botón derecho del ratón) unas cuantas opciones en perfecto inglés (o en alemán, depende de lo que hayamos elegido). Sobre la grabadora haremos clic con el botón derecho del ratón y elegiremos una de esas opciones de Virtual CD, la que pone Create a blank virtual medium. Se abrirá la siguiente ventana, donde elegiremos la primera opción:


Fig.1 Crear un disco en blanco… virtual

En la siguiente ventana, Virtual CD – Blank Media Wizard (aunque de asistente lo veo poco) podremos definir el tipo de disco que vamos a crear, que dependerá de nuestras necesidades o de lo que nos pida el programa del fabricante. Virtual CD nos permite crear CD, DVD de simple y doble capa (DVD 5 o DVD 9), HD-DVD de simple y doble capa y Blu-Ray Disk de simple y doble capa. Lo dicho, lo que necesitemos. En mi caso, el programa de Acer me pide tres DVD, así que selecciono un DVD-R normal, me aseguro de que la casilla Create an ISO image está marcada, indicar la ruta donde se va a guardar y crearla (Create).


Fig. 2 Definiendo nuestro disco en blanco

Con esto ya tendría el disco en blanco en la grabadora, y Windows deberá haberse dado cuenta y preguntarnos qué queremos hacer con él. En mi caso, pasar de Windows, ir al programa de Acer y lanzar la creación de los Recovery disks de marras. Como son tres, llegará un momento en el que me pedirá que meta el segundo disco. El procedimiento es el normal: sacamos el disco si aún está dentro (botón derecho, Expulsar) y creamos uno nuevo repitiendo los pasos anteriores.

Yo, de todas maneras, no me fío mucho de los discos del fabricante, así que por si las moscas, una vez he dejado el equipo a mi gusto (quitando basura, metiendo basura y alguna cosa útil), he creado una imagen del sistema con la propia utilidad que trae Windows 7 para ello en un disco duro externo.

Deja un comentario