Archivo de la categoría: General

Homenaje a tres profesionales

Esta entrada no tiene nada que ver con informática: ni sus protagonistas ni la historia ni el trasfondo. No se mencionan ordenadores ni fallos informáticos ni errores de programación ni lusers cafres. Sin embargo, quiero contarla por dos razones. La primera, porque demuestra que en España no puedes hacer bien tu trabajo. Echa horas, haz notar tu presencia, pero no hagas más de lo que debes, no seas competente. Por tu bien. La segunda, porque como administrador de sistemas, gestionando “mis” equipos, con información delicada, con acceso libre al cuarto de servidores y a los logs del sistema, con llave del armario de los programas y sus licencias, como depositario del sagrado backup, veo que algún día, salvando las distancias, por hacer bien mi trabajo me vea como el jefe de máquinas de esta historia.

Es un cuento viejo, que aún colea. La historia de un barco aún más viejo, obsoleto y con sus achaques. Un barco al final de su vida, arrastrándose con la carga que nadie quiere, a pocos años del desguace. Un buque, con todo, que había pasado todas las inspecciones sin problemas y llevaba todos sus papeles en regla. Un barco, en fin, como esos venerables camiones que aún se ven por nuestras carreteras, con su ITV pasada y sus más de 20 años sobre los ejes.

El buque se dio de bruces con un temporal de aúpa, con olas de 8 metros y un viento huracanado difícilmente imaginables para los que somos de secano. Y dijo “ay”: una grieta en el costado de estribor, por donde le llegaban las olas provocó que dos tanques de lastre, vacíos, se inundaran en pocos instantes. En cinco minutos, el barco tenía una escora de 24º, ¡24!, a lo que añadir el balance provocado por las grandes olas. Sinceramente, no sé cómo se puede hacer algo con el suelo inclinado 24º y que encima no se está quieto, más allá de agarrarse a algo firme y rezar. La máquina que dice que ella no trabaja en esas condiciones y se para, dejando el buque no sólo sin propulsión, sino también sin la principal fuente de energía. Si ya es un coche y si nos quedamos sin motor, estamos bien jodidos (sin servofrenos, sin dirección asistida, sin…), en un hierro de 240 metros de largo a merced de la tormenta…

Sigue leyendo

Foros, usuarios y profesionales

Esto se llama brete:

Mi buen amigo Chema me planteaba el otro día, hasta qué punto la gente que como nosotros (aportando soluciones técnicas en los foros) estaríamos perjudicando precisamente a esos profesionales que tú citas y por los cuales (me consta) compartimos ambos un gran respeto.

A Chema le he dicho: no te preocupes, sé de alguien que tendrá una buena respuesta para esto.

Esperamos, Maestro

Veremos cómo salimos de él.

Foros.

Sobre foros técnicos (no sólo de informática, pero principalmente ciñéndonos a estos) yo haría dos distinciones según los temas que se traten, ya sea en mensajes individuales o en la especialidad del foro.

Por una parte tendríamos las típicas dudas de usuario, esto es, los mil y un pequeños problemas y dudas que el uso cotidiano produce. Por ejemplo, problemas de códecs, problemas con tal o cual dispositivo externo (cámara, memoria USB), con entrar en tal o cual página, qué programa se recomienda para tal o cual cosa, qué producto es mejor para limpiar el salpicadero de tal coche… con preguntas de este estilo un foro es una bendición para el usuario y para el profesional. Para el usuario porque se ahorra un gasto desproporcionado (para la dificultad del problema, entendiendo como tal los conocimientos específicos que se necesitan) que tendría si tuviera que realizar una consulta profesional. Para el profesional porque su tiempo vale dinero, pero cobrar por cosas así puede resultar incómodo (salvo en ciertas profesiones donde está firmemente establecido el cobrar hasta por dar la mano, en informática no conseguimos desarrollar esa mentalidad).

Sigue leyendo

Cambios

Al final me he animado y he cambiado el blog que me daba 1and1 por uno montado por mí. Han sido dos días de leer tutoriales y hacer pruebas. Esta noche, al final, he saltado de la vieja versión 2.2.1 de WordPress a la 2.7.1, un señor cambio. Además de que ahora tengo mucho más control sobre el blog que antes. La parte mala… bueno, ya veremos si se presenta. Por lo pronto, a buscar un tema que me guste y echar un ojo a plug-ins interesantes. El primero ha sido para controlar el spam, claro. 10 minutos sin nada y ya tenía varios comentarios incitándome a comprar, alargar o apostar cosas.

La pregunta ahora es qué hare con el otro blog. De momento, creo que seguirá cómo está: no logro encontrar el tema Musique que le tengo puesto y tampoco encuentro otro que me convenza. En fin, ya veremos.

Si veis algún fallo, problema o unicornio peleón, por favor, decídmelo.

La primera en la frente… no me dejaba publicar desde Word 2007, no había visto las opciones de “Publicación remota”, pero parece que ya quiere.

Si tu ordenador falla…

…va a saltos, hay aplicaciones que se cuelgan, el sistema se reinicia, el sonido no va bien, el vídeo se ve con rayas y tiene Windows instalado, es por culpa de Windows, que es una mierda porque en Spectra no hacen nada a derechas. Y si es Vista lo que sufres, ya ni te cuento: debes quitarlo antes de que al ordenador se le funda el cerebro positrónico, se salte las Tres Leyes y te ataque.

Ahora bien, si te pasa lo anterior y tienes un Linux (especialmente si es Ubuntu), eres un manta que no sabes configurar ni lo más básico porque Ubuntu jamás falla (digo Ubuntu porque quien me ha llegado a soltar esto Gentoo le suena a marca de cerveza).

Respuesta apropiada: “¿Sí? Lo probaré. Por cierto, ¿viste la carrera/partido de…?” y no volver a tocar la informática en toda la noche. Es menos estresante hablar de política o religión.

Yo, si el hardware cumple los requisitos del software y la cosa va mal, ni echo la culpa a Spectra ni maldigo mi estupidez, busco soluciones, con calma, informándome y aceptando la parte de culpa que me corresponda, por torpe o por ignorante (todos metemos la pata alguna vez y a todos nos queda mucho por aprender).

Creo que tengo otro post más o menos similar, pero el fanatismo de nuevo converso y el síndrome del yo sé más que tú me sacan de mis casillas.

Problemas con los comentarios

Quizá alguno os hayáis dado cuenta: algunos posts indican que tienen comentarios, pero al entrar en él no aparece ninguno. Son comentarios que dan error al enviarlos y algunas veces aparece una pantalla de error, pero otras no. El comentario, sencillamente, no aparece por ningún lado. En el otro blog no se produce o su incidencia es mucho menor, pero en este me ha llegado a pasar a mí también ya dos o tres veces al contestar un comentario: mi respuesta no aparece (ni en las herramientas de administración del blog ni si exporto todo el blog), aunque el contador de comentarios se haya incrementado.

Yo sólo borro aquellos comentarios que son claramente spam (y, normalmente, el propio blog los bloquea para moderación; por fortuna, son muy escasos), así que si ves que el contador de comentarios de la entrada se ha incrementado y tu comentario no aparece, por favor, vuelve a escribirlo.

 

Sistema seguro: te convencemos para que no lo uses

Mi novia estaba estos días intentando hacer una compra por internet pagando con tarjeta. Para el pago se usaba una pasarela de pago segura del banco de la tarjeta, y ahí empieza lo divertido. Resumiendo mucho, para poder usar la tarjeta necesita una clave especial, para lo cual necesita contratar un servicio adicional (y se supone gratuito) con el consiguiente desplazamiento al banco. Creyendo tenerlo ya todo solucionado, intenta volver a hacer la compra (con el habitual problema inicial al intentar usar un navegador que no era Internet Explorer) y tampoco puede, porque no vale con la tarjeta y la clave especial conseguida antes, debe habilitar la tarjeta para este tipo de operaciones a través de un 902 o de otra visita más al banco.

El resultado final era el previsible: tantas molestias y tanto tiempo gastado no compensa las ventajas del pago con tarjeta y la pasarela segura para una compra esporádica y ha optado por otra forma de pago.

Entiendo la necesidad de un sistema de pago seguro por internet, y más tal y como están las cosas, pero, ¿para conseguir esa seguridad hay que convertir en una odisea el que uno pueda utilizar ese sistema seguro? Luego dirán que el comercio electrónico no termina de arrancar en este país.

Lo del Internet Explorer me ha llegado, y no lo digo porque considere al Internet Explorer más o menos seguro que otros navegadores, sino porque ellos se ponen en plan paranoico total para darme la autorización para pagar con mi tarjeta a través de su pasarela de pago seguro, pero yo no puedo ponerme en modo paranoico y usar una distro live de Linux para poder realizar la compra sin el temor de que haya bichitos en mi sistema que me levanten los datos.

Panda de imbéciles

Me había propuesto ser comedido en el blog y no insultar (o, si lo hacía, ser lo más creativo posible con los insultos) pero hay veces que la estupidez llama a la puerta tan desnuda, tan… ella misma, que no queda otra que llamar a las cosas por su nombre, y pasa de ser un insulto al calificativo más aséptico y exacto posible. Resulta que una discoteca monta fiestas light (como todas las que tienen horas para menores, vaya), como se han montado durante años y como se seguirán montando… Pues a un/una guardián de la moralidad, la virtud y las buenas costumbres (ahora llamada no sé qué de igualdad, pero la mentalidad es la misma y los resultados casi los mismos que en tiempos de Paquito, sólo que allí te caían los grises encima y ahora te cae la turba enfurecida y el linchamiento público), un/una guardián de la virtud, decía, se ha enterado y ha puesto el grito en el cielo, asombrado de que tal cosa pueda darse en un país civilizado (en tiempos del guateque esas cosas no pasaban).

La tontería ha llegado a los periódicos nacionales y ha arrastrado a la Fiscalía de menores, que se ve poco trabajo tiene y puede permitirse perder el tiempo dando por saco con cosas así, a la ministra de igualdad (bueno, esto era esperable, salta ante cada tontería, cumpliendo bien su función de pararrayos para el resto del gobierno) y a algún que otro inútil incompetente en puesto demasiado alto. La culpa es, a partes iguales, de la discoteca y de los chavales, claro. La discoteca, por organizar nada y tener hora light; los chavales, por gastarse los cuartos en semejante antro (¡sin alcohol!) cuando por menos del precio de la entrada podrían ponerse ciegos de whisky barato y otras sustancias en el botellón y nadie diría nada: ni prensa, ni fiscalía, ni ministra, ni defensor del menor.

En fin, no deja de ser una cura de humildad para el ego esta demostración de cómo las leyes universales rigen nuestras vidas: la gravitación, la conservación de la energía, las leyes de Murphy, el Principio de Peter…

El tema lo podéis encontrar aquí y allá, hasta en la sopa, vamos.

Como decía el Gallego, con ese tono tan peculiar suyo, arrastrando la g y dando la impresión de que iba a sacar una Thompson de debajo de la gabardina para acabar con los sufrimientos del desgraciado y aliviarnos al resto, “y que siempre tenga que haber un gilipollas…”.

Por supuesto, de la anterior “subasta de solteros” nadie dijo nada y nadie se escandalizó.

El energúmeno

Vuelvo de un fin de semana tranquilo y congestionado, me pongo a revisar lo ocurrido en estos tres días y me encuentro con que el blog de “El listillo informático”, que sigo, ha desaparecido. Un rápido vistazo a otros blogs del gremio me da la respuesta, alucinante, terrible: un caradura sinvergüenza protagonista de una anécdota que nos contaba Privateer (el tipo de anécdota y el tipo de caradura que muchos hemos aguantado alguna vez, del tipo que nos da problemas en la tienda una vez al mes, más o menos) se ha dado por aludido. Ha descubierto el blog, ha sumado dos y dos (supongo que con ayuda de alguien) y se ha plantado delante de Privateer, palo de billar incluido, amenazándole. Con lo cual, el simpático caradura sinvergüenza ha pasado a ser un subproducto tristemente habitual de la carrera evolutiva para el que tengo una serie de adjetivos calificativos que, por respeto a los lectores de este blog, no escribiré. En cuanto a Paco, que parece así se llama el susodicho espécimen, sólo tengo algo que decirle, una frase que oí una vez a mi profesor de autoescuela:

Así te den por culo con una caña reseca partida en dos A LO LARGO.

Más información en Servicio técnico, dígame, El destornillador, Homotecno y la caché de Google.

Urbanismo

Estos días están repintando mi calle y la plaza a la que da mi calle. Yo esperaba, iluso de mí, que en este tiempo el responsable del área de urbanismo se hubiera caído de la burra y nos devolviera los tres aparcamientos del final de mi calle, pero nada. Están pintando otra vez los dos carriles, uno para seguir de frente y otro de giro obligatorio a la derecha.

Mi calle es estrecha, un único carril y aparcamientos a la izquierda. Justo antes de dar a la plaza, se ensancha (la acera derecha se abre) y caben, en ese lado, tres coches. Siempre ha sido así… hasta que les dio por remodelar la plaza. Se ve que quitar veinte aparcamientos (la mitad) de la plaza no era suficiente y quitaron también esos tres poniendo un absurdo carril a derecha. Y digo absurdo porque, al remodelar la plaza, e igual que están haciendo en todas partes, dejaron los carriles tan sumamente estrechos y la embocadura tan igualmente estrecha que nada más grande que un Smart puede girar a la derecha desde el carril de la derecha. El resto de los mortales tenemos que girar desde lo más a la izquierda posible, excepto las furgonetas, que hagan lo que hagan, tienen que maniobrar.

Sigue leyendo